FANDOM



Los Acuerdos son las negociaciones de paz firmadas entre los subterráneos y la Clave. Los Acuerdos actúan como enmiendas para que la Clave las tome como las leyes aplicables a todo el Mundo de las Sombras.

Los Acuerdos son revisados y firmados cada quince años por los representantes de los nefilim y los grupos de subterráneos, en el Salón de los Acuerdos en Alacante.

Descripción

Los Acuerdos son un tratado que ordena cómo los cazadores de sombras y subterráneos interactúan con los mundanos y entre ellos, así como los derechos de cada grupo, sus responsabilidades y restricciones, estableciendo que siempre que las reglas no se rompen, pueden vivir en paz sin molestarse e incluso proveerse de ayuda mutua cuando es necesario. Aunque los Acuerdos mantienen a las dos partes en buenos términos para evitar la matanza entre ellos, la hostilidad es inevitable.

El detallado lengua lega, los derechos, castigos y penas para los subterráneos en tratos criminales también son detallados y especificados para evitar que el castigo sea de proporción con el delito. Anteriormente parte de los Acuerdos, la sección de la ley penal ahora se trata como un documento separado y ahora es significativamente más larga que todo el resto de los Acuerdos a la hora de armar. Está enmarcado por un grupo diferente de representación, unos con conocimientos de los que escriben el resto de los Acuerdos legales.[1]

Los mundanos no son firmantes de los Acuerdos ya que no están sujetos a la Ley del Convenio. Esta es una de partes más controversiales de la Ley. Cada proceder de los Acuerdos ha demostrado demandas estridentes de parte de ambos, cazadores de sombras y subterráneos, de que los mundanos deberían rendir cuentas por su comportamiento. Estas demandas son siempre declinadas, por la simple razón que la carga de los nefilim de mantener el Mundo de las Sombras escondido de las mundanos debe ser suprema.

Historia

En asunto entero nunca el apoyo unánime de la Clave. Algunas reformas fueron incluso fuertemente opuestas por algunos cazadores de sombras, la mayoría de los cuales perdían ingresos significantes como resultado de las reformas propuestas. Casi cada negociación de los Acuerdos ha suscitado protestas, objeciones y disputas internas ente los nefilim. Eventualmente, sus intereses y el deseo común de paz entre las dos partes es suficiente para ponerse de acuerdo en los términos de los Acuerdos.

1872, Primeros Acuerdos

El trabajo de campo para los Acuerdos ha estado colocado a lo largo de todo el siglo diecinueve, comenzando con el histórico Tratado Europeo para los Subterráneos que fuer firmado al final de las Guerras Napoleónicas en 1815 y marcó por primera vez un documento oficial prometiendo cualquier protección bajo la Ley para los subterráneos. La mayoría del crédito de las ideas que llevaron a los Acuerdos debería ser dado al Cónsul en ese tratado de 1815, Shimizu-Tokugawa Katsugoro. Es un testamento de las ideas de Shimizu-Tokugawa y data incluso luego de su muerte en 1858, el trabajo que llevó a que los Acuerdos continuasen.

La idea de los Acuerdos continuó para ser discutida. En 1857 en Londres, Ralf Scott con sus compañeros subterráneos, asistió a una reunión con los cazadores de sombras en orden de discutir los términos, aunque este intento también fue infructífero. En el borrado vigésimo primero de los términos y acuerdos de los cazadores de sombras y subterráneos, el tratado comenzó a ser conocido como los Acuerdos.

El borrador de los acuerdos fue presidido por el Cónsul Josiah Wayland y su Consejo alto Victoriano, junto con los varios representantes subterráneos. Las discusiones fueron sobre los términos, y en todo esto, Granville Fairchild actuó como moderador entre las delegaciones, haciendo más fácil para todas las partes involucradas aceptar los deseos de cada una. El borrador final, el trigésimo tercero, fue acordado cerca del final del verano de 1872. Cincuenta firmantes estuvieron presentes y los ratificaron; diez vampiros, diez hombres lobo, diez brujos, diez hadas y diez nefilim. Los subsecuentes Acuerdos desde entonces fueron más que nada modelados a partir del primero.[1]

El Gran Salón en Alacante fue usado como la ubicación para la histórica firma de los Primeros Acuerdos. Desde la firma, el edificio ha sido comínmente referido como el Salón de los Acuerdos, y continúa siendo usado cada quince años para la revisión y firma de los Acuerdos.

1902, Terceros Acuerdos

Una gran fuente con la forma de una sirena fue encargada y esculpida en 1902 para celebrar los Terceros Acuerdos, los primeros del nuevo siglo.

1991, Novenos Acuerdos

La firma de los Novenos Acuerdos tuvo lugar en 1991, alrededor de un año antes para hace espacio para un ritual hada hecho cada 500 años que hubiera entrado en conflicto con la planeada firma de 1992.[2] La firma fue interrumpida por el Levantamiento del Círculo, un grupo de cazadores de sombras disidentes liderado por Valentine Morgenstern.

El Círculo asistió a la firma como parte de la audiencia de nefilim y subterráneos en la galería del Salón de los Acuerdos, contrabandeando armas demoníacas en el Salón. El momento en que los Acuerdos fueron presentados para firmarse, el Círculo, como un solo cuerpo, se pudo de pie y mostraron sus armas.[1] Afortunadamente, Jocelyn Fairchild y Lucian Graymark fueron advertidos de sus planes y habían preparado grupos de subterráneos fueron del Salón para luchar.

La confrontación terminó en una matanza, masacrando a varios subterráneos y cazadores de sombras, haciendo de este evento uno de los peores recuerdos aún contados en el presente. Con la ayua de los ejércitos de los subterráneos, el Círculo fue derrotado y forzado a huir. Luego de la batalla, un gran funeral fue llevado a cabo en la Plaza del Ángel en Alacante en honor a los muertos, y algunos de los miembros del Círculo sobrevivientes se rindieron y cooperaron con la Clave.

Por último, el Levantamiento terminó en un fracaso, ya que los Novenos Acuerdos fueron aún firmados semanas después. Irónicamente, mientras que las negociaciones fueron particularmente difíciles ese año debido al choque de opiniones, el Levantamiento "ayudado a mantener el compromiso del Mundo de las Sombras al paso de los Acuerdos."[1]

2007, Décimos Acuerdos

Trabajo en progreso

Términos

Las Acuerdos dedican varias resoluciones y reformas sociales que pretenden hacer más fáciles las relaciones entre los cazadores de sombras y los subterráneos, Idris y el Submundo.

  • Los nefilim son reconocidos como la fuerza guardiana de la Ley del Submundo, y los subterráneos acuerdan acatar la Ley del Convenio. el cuerpo teórico del Cielo, a través de su representante Raziel, es reconocido como la última autoridad sobre el mundo.
  • Los subterráneos son reconocidos como seres con almas, y así son enlistados en la protección dada a los humanos.
  • Los subterráneos son permitidos a adoptar niños mundanos.
  • A los se les garantiza el derecho de tener un juicio cuando son acusados de romper la Ley; los cazadores de sombras ya no pueden adjudicarles la culpa de crímenes y castigarlos inmediatamente.
  • El Botín fue hecho ilegal a través de los Acuerdos, a menos que sea ejecutado como parte de una sentencia oficial en el juicio llevado a cabo por la Clave.
  • El uso barbárico de la Copa Mortal en los subterráneos como forma de castigo capital, o tortura inquisitorial y asesinato, fue hecho totalmente ilegal durante los Segundos Acuerdos de 1887, más de cien años después de que el Cónsul Suleiman Kanuni lo eliminara como un castigo oficial.
  • La Exposición, la práctica de dejar a vampiros afuera para ser quemados vivos por el sol, fue prohibida en los Terceros Acuerdos de 1902 luego de la popularidad de la novela de Bram Stoker de 1897, Drácula, causara gran entusiasmo por la cacería y brutal asesinato de vampiros inocentes que no habían roto la Ley.
  • A los subterráneos se les garantiza el derecho de tener su propio esquema de organización interna, clanes de vampiros, manadas de hombres lobo, cortes de hadas, etc, sin interferencia de la Clave.
    • Los Acuerdos hicieron la membresía en una de estas organizaciones internas como un requisito para los subterráneos: los vampiros u hombres lobo "no afiliados" eran considerados descarriados y se les otorgaba la misma protección bajo la Ley.
  • Mientras estaban sujetos a la Ley del Convenio a través de los Acuerdos, los subterráneos aún debían gobernarse a si mismos, con la interferencia de los cazadores de sombras en casos donde los problemas eran muy severos, o cuando los problemas afectaban a otras partes del Submundo o al mundo mundano. Los subterráneos aún tienen el derecho de conducir sus asuntos internos de manera privada, sin la interferencia o vigilancia de los nefilim.
  • Los subterráneos están obligados a jurar nunca revelar la naturaleza del Mundo de las Sombras a los mundanos, a menos que dicha revelación no pueda ser evitada, así como los nefilim lo juran en el Convenio también.
  • Por los Acuerdos, los vampiros deben acatar las mismas leyes mundanas en contra del asesinato como cualquier otro subterráneo, requiriendo que dejen de lado su naturaleza de cazadores y depredadores , así como los humanos deben elegir dejar de lado su naturaleza para matar y herir.[1]
  • La creación de nuevos subyugados fue hecha ilegal en los Séptimos Acuerdos de 1962. A los vampiros que tenían subyugados creados antes de los Acuerdos se les permitió conservarlos o transferirlos a otros vampiros.
  • La persecución de brujos fue oficialmente hecha ilegal en los Primeros Acuerdos. Los Acuerdos garantizan los derechos de los brujos y el permiso legal para ejercer magia demoníaca, particularmente cuando es utilizada para apoyar a los nefilim en sus investigaciones. Las leyes contra la colaboración entre cazadores de sombras y brujos y el uso de cualquier magia fueron revocadas en los Cuartos Acuerdos.
  • La legalización de los cambios de hadas es legal, aunque acaloradamente debatido en varios de los Acuerdos procedentes. Las hadas dejaron en claro que sus firmas de los Acuerdos representaban su convenio por comportamiento entre el reino de los nefilim, pero no en el suyo propio.

Participantes conocidos

Primer intento

Cazadores de sombras:

Subterráneos:

Primeros Acuerdos

Años de firma

  • 1872 - Primeros Acuerdos
  • 1887 - Segundos Acuerdos
  • 1902 - Terceros Acuerdos
  • 1917* - Cuartos Acuerdos
  • 1932* - Quintos Acuerdos
  • 1947* - Sextos Acuerdos
  • 1962 - Séptimos Acuerdos
  • 1977* - Octavos Acuerdos
  • 1991** - Novenos Acuerdos
  • 2007 - Décimos Acuerdos

* Algunas de estas fechas son conjeturales, dado los períodos de 15 años
** Aunque devería haber tenido lugar en 1992 de acuerdo a lo convenido, tuvo lugar un año antes para hacer espacio para una tradición hada.[2]

Trivia

  • Las túnicas oficiales de los Acuerdos, o capas, son rojas, el color de los eventos ceremoniales de los cazadores de sombras.[3] Mientra tanto, las torres de los demonios de Alacante, de acuerdo a Raphael Santiago, se iluminan de color azul para los Acuerdos[4]
  • Había inicialmente algún conflicto/continuidad de error el año del Levantamiento y los Novenos Acuerdos, que eran esperados (basados en el cómputo de 15 años) y dicho en El Códice de los Cazadores de Sombras para ser firmados en 1992; sin embargo, las edades y presuntas fechas de nacimiento de los personajes centrales (particularmente de Sebastian, Jace, Alec, Isabelle y Clary) lo contradicen, haciendo el año de los Novenos Acuerdos 1991. Esto fue ajustado a 1991 en la nueva versión de Ciudad de Hueso.

Referencias

Este artículo utiliza contenido total o parcial de una página de Shadowhunters Wiki en inglés. (Ver historial).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.