FANDOM


Los cuchillos serafín son las armas principales de los cazadores de sombras. Están hechos de adamas y elaborados por las Hermanas de Hierro. Hay que invocar el poder del nombre de algún ángel para acceder al poder del cuchillo.

Antes de poder usar el cuchillo, un cazador de sombras debe nombrarlo para invocar su poder. Se puede recurrir al nombre de cualquier ángel, a excepción de Raziel. Dentro de la comunidad de los cazadores de sombras, a menudo se cree que cuando un cazador de sombras nombra un cuchillo serafín, el cuchillo no solo queda envuelto por el fuego celestial, sino que parte del espíritu del ángel nombrado también se infunde en el mismo.[1]

​UsoEditar

Los cuchillos serafín se activan cuando se llama su nombre. Se dice que son más fuertes cuanto más fuerte es el ángel cuyo nombre porta. Los cuchillos serafín son una forma eficiente de matar a demonios y subterráneos. Sin embargo, no funcionan, y se desintegran, cuando se usan en la versión finalizada de los autómatas de Mortmain, a pesar del hecho de que estos seres mecánicos fueron operados y poseídos por demonios. Los cuchillos serafín tampoco pueden funcionar en tierra que ha sido destruida por la magia del Rey Noseelie. Cuando se usa contra un mundano, se ha observado que el cuchillo serafín hace que este estalle en llamas al primer golpe.

Aunque son principalmente para la matanza de demonios y subterráneos descarriados, se sabe que los cuchillos serafín también afectan a los ángeles. Ithuriel una vez usó un cuchillo serafín de Jace para suicidarse en la Tierra y ser enviado de vuelta al Cielo.[2]

Los cuchillos serafín también pueden ser usados para crear la Configuración Malachi.

HistoriaEditar

Según la leyenda de los cazadores de sombras en los primeros días de las Hermanas de Hierro, cuando eran pocas y en su Ciudadela Infracta no había más que una sola forjadora de adamas y unas pocas pupilas protectoras, una Hermana de Hierro solitaria fue confrontada por un demonio dragón en la Ciudadela. En su desesperación, recogió y apuntó al dragón con un trozo de adama sin trabajar, y oró al Arcángel Miguel, haciendo que el adamas cobrara vida inesperadamente. Usandolo como una espada, taladró el cuello del dragón, envolviéndolo en fuego celestial. Luego dedujo lo que acababa de pasar, y para cuando sus hermanas regresaron a la Ciudadela, ella había preparado el primer conjunto de planos para los cuchillos serafín.[1]

AparienciaEditar

Los cuchillos serafín son, cuando se desactivan, tubos sin filo con bordes romos. Cuando se activan, el cuchillo cobra vida y se convierte en una daga brillante y transparente. Varían en longitud, desde pequeños como dagas, a largos como espadas.

Cuchillos serafín conocidosEditar

Todos los cuchillos serafín nombrados en la saga, enlistados alfabéticamente. Para conocer más nombres de ángeles, ver la sección correspondiente en la página de los ángeles.

TriviaEditar

  • Por alguna razón desconocida, los cuchillos serafín no pueden ser nombrados como Raziel. De acuerdo a Luke, simplemente no se hace,[3] mientras que Jace dijo que no debería caer en la tentación de hacerlo ya que la leyenda dice que a Raziel no le gusta y que los resultados no serían "nada buenos".[1]
  • Los cuchillos serafín están entre las herramientas nefilim que no funcionan en los sectores afectados con la plaga creada por el Rey Noseelie con la magia del Libro Negro de los Muertos.

  • En la adaptación de TV, Shadowhunters: The Mortal Instruments, el diseño de los cuchillos serafín para la primera temporada era el mismo que el de la película. Fueron rediseñados desde la segunda temporada en adelante.
    • En ambas adaptaciones, no se muestra que los cuchillos serafín reciban el nombre de los ángeles. En la serie, las Hermanas de Hierro, mientras forjan los cuchillos, escuchan los susurros de los ángeles.

ReferenciasEditar

Este artículo utiliza contenido total o parcial de una página de Shadowhunters Wiki en inglés. (Ver historial).