FANDOM


Hadas
Codex Seelie Queen.jpg
Estatus: Existentes
Residencia: Feéra
Miembros notables: Reina Seelie
Meliorn
Rey Noseelie
Gwyn ap Nudd
Afiliación: Cortes Seelie y Noseelie
No firmes contratos o aceptes ninguna oferta con las hadas. Ellas aman jugar con sus victimas, pero solo cuando saben que tienen la ventaja. Evita comer o beber lo que se te ofrezca mientras estas entre ellas. No visites sus reuniones mágicas debajo de la colina; pintaran una imagen bella sobre lo que te espera ahí, pero la belleza será falsa y hueca. No molestes a una hada sobre su altura. Y lo más importante: no esperes respuestas directas a preguntas directas; espera respuestas indirectas a preguntas indirectas.

El Códice de los Cazadores de Sombras.

Las hadas, a veces referidas como el Pueblo Bello o Gente Justa, son una de las cuatro especies de subterráneos. Caracterizadas por su longevidad, su imposibilidad para mentir y malevolencia, sus dominios territoriales residen en el Reino de las Hadas y en la red de líneas ley.

No podemos afirmar que las hadas se encuentren moralmente alineadas con ninguna de las razas de sus padres. Ellas son el bien y el mal perfectamente mezclado, sin seguir ni la moralidad del Cielo ni la inmoralidad del Infierno, sino más bien su propio caprichoso código de conducta. Son conocidas por su ingenio y por su cruel sentido del humor, y se deleitan especialmente de engañar a humanos—mundanos y cazadores de sombras por igual. 

Entre los subterráneos, sólo las hadas son más comprometidos con las nociones de honor y la etiqueta de los vampiros. Pero siempre cumplen al pie de la letra cualquier promesa que han hecho, y entregan estos resultados con gran ironía.

A menudo usan inteligentes juegos de palabras en su beneficio con el fin de crear lagunas. Debido a esto, cuando alguien hace un trato con un hada, la única forma de que no lo tergiverse es hacer que diga palabra por palabra exactamente qué promete, para que no pueda incumplirlo de alguna forma.

OrigenEditar

Debido a las leyendas que hay sobre sus orígenes, las hadas son descritas con la belleza de los ángeles y la maldad de los demonios. Después de los ángeles, ellas son los seres mágicos menos comprendidos — uno de los grandes misterios del Mundo de las Sombras.

Se cree que surgieron de la relación entre demonios y ángeles, algo que ellas nunca han desmentido. Obviamente desde que los ángeles son rara vez, si es que alguna vez, vistos en nuestro mundo en la actualidad, la gran mayoría de las hadas actuales son hijos de otras hadas, igual que la mayoría de los Cazadores de Sombras actuales son nacidos de otros Cazadores y no directamente de la Copa Mortal.

DescripciónEditar

Las hadas son conocidas por su belleza sobrenatural y piel perfecta, apareciendo en diversos tonos pastel de azules, verdes y violetas, incluso perla, por nombrar algunos. Comúnmente incorporan flora y múltiples formas de vegetación como parte de su conjunto.

Muchas hadas son extremadamente atractivas, con rostros delicados y regios y las características de color exquisitas, como sus ojos, con los colores "tan claros como el cristal".  Normalmente los dos ojos de las hadas son iguales, sin embargo, si un hada se une a la Cacería Salvaje, su ojo derecho cambia de color, simbolizando la división de su alma.

Algunas de ellas cuentan con alas, posiblemente debido a su herencia de sangre angelical; aunque las alas entre estas dos especies tienen ciertas diferencias. Mientras que los ángeles cuentan con largas alas con plumas doradas similares a las de las aves, las hadas tienen alas similares a las de los insectos con colores iridiscentes como caleidoscopio.

Mientras que las hadas alineadas con la Corte Noseelie, poseen su propia forma de belleza, a menudo mostrando rasgos más salvajes y oscuros, con partes del cuerpo similares a las de plantas o animales que esconden con poderosos glamour cuando están fuera de Feéra o en presencia de extraños.

Como el tiempo fluye de manera distinta en Feéra y para ellos, son criaturas longevas que se vuelven más poderosas y habilidosas mientras más viejas son; aunque eso no las hace completamente inmortales.

A pesar de que muchas veces los menosprecian y manipulan, las hadas tienen cierta fascinación por los humanos, en especial por aquellos que hacen música (como Richard), a los que pueden adoptar como miembros de su pueblo, permitiéndoles vivir con ellos.

También pueden invitarlos a sus fiestas, dándoles un objeto que les sirve de "entrada", como una flor o una hoja. Si se encaprichan de ellos llegan a raptarlos, manteniéndolos con ellos como amantes, y hechizándolos para que correspondan inevitablemente a su amor. Parte del motivo por el que los humanos les resultan tan fascinantes es por el hecho de que su belleza es efímera, y por tanto más valiosa y preciada.

Especies conocidasEditar

Debido a la magia que las rodea, su antigüedad y extensión por el mundo podemos encontrar a las hadas en cientos de formas, tamaños y clases en todo tipo de ambientes.

  • Brownies
  • Djinn – los cuales son confundidos con demonios o usados como mascotas.
  • Dríade (hadas de los arboles)
  • Elfos (de 20 centimeros de altura con dientes filosos)
  • Goblins y hobgoblins (Noseelie)
  • Kelpies (descritos como criaturas humanoides con cabello verde oscuro, dedos palmeados y dientes de tiburón)
  • Knockers (Noseelie)
  • Sirenas
  • Nixies (hadas acuaticas)
  • Ninfas
  • Ogros (Noseelie)
  • Peris
  • Pixies (hadas del tamaño de polillas, con caras hermosas y dientes filosos)
  • Pucas (descritos con piel oscura y orejas puntiagudas)
  • Satiros (Noseelie; mitad humano mitad cabra)
  • Selkies
  • Sprites
  • Unicornios (Seelie)
  • Hadas sin identificar que bailaban en la Corte Seelie, que llevaban un glamour encima para ocultar los cuernos en sus cabezas y los torsos de esqueleto.
  • Hada de piel lila con cuatro brazos que estaba en la fiesta de Magnus Bane, que servía las bebidas en el bar

HabilidadesEditar

Su característica más conocida es el hecho de que son incapaces de mentir, aunque son expertos en ocultar la verdad con evasivas, respuestas ambiguas o medias verdades. Además, son muy hábiles descubriendo mentiras, y son capaces de ver a través de las ilusiones o el glamour.

Si son parte humanos, carecen de esta peculiaridad, lo que pueden utilizar a su favor en una conversación importante si su interlocutor desconoce su ascendencia. Con el paso de las generaciones esa sangre humana va mezclándose con la feérica, por lo que la capacidad de mentir no se prolonga mucho.

La magia de las hadas es, hasta donde sabemos, única en este mundo. Es muy poderosa, escurridiza y caótica pero no se encuentra ni demoniaca ni seráficamente ligada, y no puede ser aprendida o explicada por ninguna otra criatura de este mundo.  

Su sociedad es más antigua que los Acuerdos, más vieja que los Nefilim e incluso se dice que fueron la primer raza de subterráneos en aparecer. Es por eso que poseen una magia arcana que solo pocas runas nefilim que pueden proteger de sus glamoures. Según Woolsey Scott ellas son los maestros de la ilusión; un ejemplo de esto fue la ocasión cuando la Reina Seelie le coloco un glamour a Alec Lightwood que lo hacia ver y sentirse como un anciano.

Los ejércitos hada son legendarios en cuanto a su habilidad para la guerra, lo cual se evidenció durante la Guerra Oscura.

Por ultimo gracias a la magia que dominan, son expertos en usar las Líneas ley como medio de transporte por todo el globo y para crear entradas a las Cortes o al país de Feéra.

DebilidadesEditar

El hierro, especialmente el puro que no ha sido forjado, es tóxico para las hadas; se cree que es debido a la alta cantidad de hierro en la sangre humana lo que le da esas propiedades mágicas al elemento. Debido a esto, las armas de las hadas suelen estar hechas de plata.

Siendo una aleación del hierro, el acero no es dañino para las hadas; ya que como fue trabajado y purificado ha perdido casi totalmente su poder sobre ellas, aunque si las debilita. Otras de sus debilidades pueden encontrarse en la sal, la madera de serbal y la tierra de cementerio.

Mientras que pueden soportar su presencia y el toque del agua bendita; las hadas se ven severamente debilitadas y enferman cuando ingieren este liquido.

Además, saber el nombre real de un hada le da uno el poder sobre ella.

ReproducciónEditar

Como otros subterráneos, tienen alma y son contados como parte de la raza humana por los habitantes del Cielo; además junto con los hombres lobo, pueden tener hijos. Aunque es poco común que lo hagan ya que es complicado que las hadas femeninas puedan quedar embarazadas, por lo que aprecian mucho cuando un nuevo miembro nace dentro o fuera de las Cortes.

Las relaciones amorosas entre hadas se basan en el deseo y el afecto, independientemente del género. De hecho, en Feéra no existen las palabras para definir los tipos de orientación sexual. Las parejas hada hacen promesas sobre la fidelidad del corazón, pero es muy raro que hagan lo mismo con la fidelidad física, a la que no dan tanta importancia.

Cuando alguno de los miembros de la pareja expresa verbalmente su amor, el otro puede colocarle un geas, que es una especie de encantamiento que castiga al portador si rompe un determinado tabú (como el enamorarse de otra persona). Tradicionalmente los geas son aplicados por las mujeres a los hombres, pero no siempre es el caso.

También suelen tener aventuras con mundanos, las cuales darán como resultado a humanos y no hadas; no obstante, éstos retienen algunos aspectos “feéricos”, o tienen cierta habilidad por la magia arcana de las hadas.

Se cree que los mundanos que poseen la Visión la han heredado de algún ancestro hada generaciones atrás.

Al igual que con los hombres lobo, los hijos de hadas con cazadores de sombras serán Nefilim, pero igualmente tendrán rasgos que revelarán su ascendencia feérica como cierta finura en sus movimientos o forma del cuerpo e incluso orejas ligeramente puntiagudas. 

Mientras que la mayoría de estos híbridos se ven humanos a simple vista, los que deciden vivir junto con otras hadas en Feéra o en las Cortes desarrollan y refuerzan sus cualidades feéricas, como en el caso de Meliorn.

Niños cambiadosEditar

Debido a su aislamiento y a las relaciones incestuosas que llevan, las hadas se ven arriesgadas a que sus familias y líneas de sangre se vean debilitadas por enfermedades; por eso han creado dos métodos para evitarlas. 

El contacto más común que las hadas tienen con los mundanos, es el de hacer intercambios. No es tan diferente a la manera con la cual los Nefilim crearon a los primeros cazadores de sombras con la Copa Mortal pero, en el caso de las hadas, los mundanos no obtienen ningún beneficio.  

Las hadas irrumpen en un hogar mundano, toman a un bebé que consideren apropiado y lo reemplazan con un enfermizo miembro de su propia raza. El niño humano, entonces, crece en el Reino de Hadas, capaz de llevar fuerte sangre fresca a las líneas genéticas de las hadas, mientras que los mundanos son forzados a criar a un niño moribundo aterrorizado por el hierro.

Se cree en general, que las hadas cambian a uno de los suyos en parte para evitar las sospechas de los mundanos, y en parte por un muy retorcido y muy feérico sentido del intercambio justo.

Por algún método desconocido para nosotros, los niños mundanos criados en el Reino de Hadas, obtienen algunos atributos feéricos, y pueden hacer un uso básico de la magia de las hadas. Por medio del mismo proceso, los niños hada dejados en el mundo mundano, si sobreviven, típicamente nunca se enteran de sus propios orígenes. Además de una predilección para la Visión, lo más probable es que nunca lleguen a saber nada sobre el mundo de las sombras.

Mientras que el tema ha sido debatido durante décadas entre los cazadores de sombras, la Ley prohíbe a los Nefilim intervenir en el proceso de intercambio.  Se decidió de esta manera ya que ambos niños son criados en hogares llenos de amor – las hadas escogen a los padres adoptivos de sus criaturas con cuidado — y porque no se ha encontrado una mejor manera de refrescar las líneas de sangre de las hadas.

Los Nefilim se ven forzados a que las hadas creen niños cambiados a que secuestren adultos mundanos a sus reinos.

Con los adultos, son atraídos con magia a alguna de las entradas hacia el Reino de las Hadas; manteniéndolos allí hasta que olvidan su vida pasada y se vuelven nativos o hasta que llegan a producir nuevos niños hada. Y debido a la magia que afecta el flujo del tiempo en Feéra pueden pasar años en ese reino pero solo un par de horas o días en el mundo mundano.

País de las HadasEditar

Conocida también como Feéra o la Tierra debajo de la colina, es el territorio de las hadas donde se desconfía de los extraños. La comida y bebida producida allí atrapa al que la consume en ese lugar hasta que la Reina lo libere, lo cual comunmente se paga mediante un favor o un truco en el que las hadas salen ganando.

A pesar de que se le describe como un reino y se puede viajar como si fuera un país común, Feéra no tolera ser explorado y su forma cambia regularmente. Incluso el tiempo allí fluye de forma distinta, a veces más lento y en ocasiones más rápido; lo cual provoca problemas cuando se viaja entre el mundo mortal y el de las hadas.

Las estaciones se transforman en un pestañeo, montañas y cavernas se materializan donde no había nada antes allí y los ríos cambian su curso bajo la influencia de una fuerza desconocida. Ningún mapa del país de las hadas a podido ser trazado.

PolíticaEditar

Las hadas están organizadas por jerarquías y en dos cortes, la Corte Seelie y la Corte Noseelie, donde los soberanos de cada una controlan territorios del mundo humano y de las hada. Sin embargo, se cree que muchas más hadas viven libres en el mundo sin estar afiliadas o aliadas a algún monarca que las que viven bajo el poder de las Cortes; un ejemplo de esto es la Cacería Salvaje. Las hadas, de manera individual están subdivididas entre nobleza y hadas comunes.

Las hadas tienen una relación difícil con los brujos, particularmente porque los miran con desdén al permitirse hacer magia con un pago; mientras que los brujos las atacan por su imposibilidad para mentir, sus costumbres llenas de protocolo y su habilidad para molestar a los mundanos.

A pesar de que las hadas son miembros activos del Submundo y firmaron los Acuerdos, se encuentran separan de los asuntos terrenales casi por completo; solo sobrepasadas por el desapego de los ángeles. Lo cual provoca que tengan sus complejos sistemas políticos y sociales solo para criaturas como ellas.

Un ejemplo de esto es la ley sobre los asesinatos, que considera gravísimo el matar a un hada de estatus social elevado, mientras que las hadas de estatus más bajo no tienen tanta importancia. Las hadas más poderosas también tienen ciertas debilidades simbólicas: la Reina Seelie pierde sus poderes si le quitan su corona, y si alguien le roba la capaGwyn ap Nudd, este debe cederle su autoridad.

En las Cortes existe una jerarquía social, estando en el punto más alto la realeza (reyes y príncipes), seguidos de la nobleza (como Lady Nerissa y su hermana), los cortesanos (como Iarlath), y por último las hadas comunes. Por debajo de todos ellos están los mestizos, a los que se infravalora por su sangre humana (cosa irónica, porque muchas veces esa sangre da fuerza a los linajes hada).

Sin embargo, es posible para cualquiera ascender en esta pirámide jerárquica si cuentan con el favor de un hada de buena posición (como fueron los casos de Meliorn con la Reina Seelie e Iarlath con el Rey Noseelie). Al margen de toda esta política están los miembros de la Cacería Salvaje, hadas varones que solo son leales a Gwyn ap Nudd, quien es tan influyente como los reyes, pero más independiente.

Paz FríaEditar

Su relación actual con los Nefilim es aún más tensa que con otras criaturas del Mundo de las Sombras. Las hadas tenían un asiento en el Consejo, que usaba su caballero Meliorn, quien fuese colocado allí por la Reina Seelie por su conveniente habilidad para mentir, gracias a su herencia mitad hada.

La situación se complico debido a los eventos de la Guerra Oscura, donde las hadas apoyaron a los enemigos de la Clave al proveer a Sebastian Morgenstern y su ejercito de Oscurecidos con protección, transporte (a través de las Líneas ley) y guerreros hadas adicionales en su guerra contra los Nefilim. Ejemplos de esto es la Batalla en la Ciudadela Infracta y la Batalla en Alacante.

Después de la Guerra Oscura, la Clave, conocida por no perdonar a nadie, anuncio una serie de sanciones en contra de las hadas y demandas para castigar a estos seres, con tal de no declarar una guerra en contra de las hadas. A pesar de perder su escaño en el Consejo, se permito que Kaelie Whitewillow representara a la Corte durante las negociaciones de la Paz Fría. La Corte Noseelie no asistió a este evento e ignoro todo mensaje que se le envió.

Las sanciones de la Clave contra las hadas incluyen las siguientes:

  • Las hadas tendrían que pagar por las vidas que se perdieron entre los Nefilim y los subterráneos debido a los ataques en los Institutos y el Praetor Lupus.
  • No tendrían permitido tener ejercito o guerreros hada
  • Si se encontraba a un hada con armas y no contaba con permiso de la Clave, esta podría ser ejecutada en el lugar
  • Y por ultimo perderían la protección de la Clave y de los Acuerdos en contra de los demonios.

Estos términos provocaron la ira de las hadas, ya que solo Kaeli y el brujo representante Magnus Bane fueron los únicos en quejarse de las condiciones de rendición; mientras que las demás hadas tuvieron que aceptar a la fuerza el tratado, que se llamó Paz Fría.

Más tarde, los brujos Catarina Loss y Magnus Bane discutieron de cómo habían oído rumores en el Submundo de que las hadas estaban buscando venganza sobre los Nefilim y su Consejo por las sanciones; aunque admitieron que las hadas eran orgullosas y pacientes criaturas que esperarían años o incluso generaciones antes de buscar venganza.

Las tensiones entre las hadas y los cazadores de sombras después de la Guerra Oscura se volvieron tan severos que incluso los cazadores de sombras con sangre de hada fueron afectados por el fuego cruzado, resultando en que Mark Blackthorn fuera abandonado en la Cacería Salvaje y que su hermana Helen Blackthorn exiliada a la Isla Wrangel para estudiar las salvaguardas.

TriviaEditar

  • Las hadas escogen objetos de la naturaleza para enviar mensajes —nueces, hojas, flores.
  • Para evitar revelar secretos de su sociedad, las hadas encriptan la información en baladas de músicos humanos, como en los que encontramos en la música de Thomas the Rhymer.
  • Se les conoce por distintos nombres, siendo hadas su titulo principal. Tambien encontramos nombres como Gente bella, Buenos vecinos, Dulces criaturas, entre otros. Todos estos se usan debido a las supersticiones que advierten sobre invocar sin querer a estos seres al nombrarlos directamente.
  • Dentro de Las Crónicas de Cazadores de Sombras, las hadas son generalmente bisexuales.
  • Se cree, al menos dentro del texto en el Códice de los Cazadores de Sombras, que los humanos que poseen la Visión lo heredaron de un ancestro feérico.
  • Según la Reina Seelie, las hadas no pueden sobrevivir en Edom.
  • Para Simon y sus sentidos de vampiro, las hadas huelen como flores muertas. 


Este artículo utiliza contenido total o parcial de una página de Shadowhunters Wiki en inglés. (Ver historial).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar